LOS CELOS…

“Que la vida no vaya más allá de tus brazos.
Que yo pueda caber con mi verso en tus brazos,
que tus brazos me ciñan entera y temblorosa
sin que afuera se queden ni mi sol ni mi sombra”.
 Dulce María Loynaz

Descubrir lo que impulsa los celos entre las personas en diferentes ámbitos de la vida, y que proporciona infelicidad, es algo interesante a proponer, para aquellos que en algún momento han sufrido o sufren esta situación sentimental con su pareja o en otras esferas de la cotidianidad, les expongo algunas herramientas para que puedan superarlo; a no ser que en verdad tengan manifestaciones de infidelidad comprobada en su relación, lo que requerirá de otro análisis.  Adis Torres

Segidmun Freud manifestó es: “fácil ver” que los celos están compuestos por
– Tristeza, el dolor causado por el pensamiento de que se está perdiendo a alguien a quien uno ama.
– La comprensión dolorosa de que no podemos tener todo lo que queremos, aun cuando lo queramos con la mayor intensidad y merezcamos tenerlo.
– Sentimientos de enemistad contra el rival exitoso.
– Una mayor o menor dosis de autocrítica que nos hace sentir responsables de nuestra pérdida. “Aunque los calificamos de normales”, agregaba, “estos celos no son completamente racionales, esto es, nacidos de circunstancias actuales, proporcionados a la situación real y dominados sin residuo alguno por el Yo consciente.” En otras palabras, aun en los celos normales -los que experimentamos todos- siempre hay algunos componentes irracionales. La razón es que los celos “demuestran poseer profundas raíces en lo inconsciente, y continúan impulsos muy tempranos de la vida afectiva infantil”.

Fue Freud quien expuso que los celos arraigan primordialmente en acontecimientos infantiles asociados con el conflicto edípico. Esto ocurre durante la etapa fálica, cuando el niño tiene alrededor de dos a tres años. En esta etapa, el órgano sexual se convierte en el centro de interés y placer para el niño. Como los órganos sexuales de niños y niñas son diferentes, los conflictos por los que tienen que pasar son diferentes. Según la famosa fórmula de Freud, “La anatomía es el destino”.

Y seguimos con Freud, todos los niños experimentan de alguna manera el dolor de Edipo y de Electra. El niño se “enamora” de su madre, la niña se “enamora” de su padre. Pero ambos se enfrentan a un rival formidable: el niño a su padre, la niña a su madre. La tristeza, el dolor de la pérdida, la impotencia, la toma de conciencia de que no pueden obtener todo lo que quieren, la animadversión contra el rival exitoso que los niños experimentan cuando “pierden” en este original triángulo, quedan grabados en sus psiquis y reaparecen en la edad adulta cuando se encuentran inmersos en un triángulo semejante.

loladerek-decora-tu-espacio-zen-01 DSC01522A

Freud diferenció los celos “normales” de los “proyectados” y los “delirantes”, y a estos dos últimos los consideró patológicos.
Los celos proyectados derivan tanto de una verdadera infidelidad como de impulsos hacia la infidelidad que han sido reprimidos. Si usted ha sido infiel, o ha deseado a alguien pero no ha actuado en consecuencia, es probable que “proyecte” esa infidelidad sobre su compañero/a inocente. Le echará a su compañero/a la culpa de lo que usted hizo o quiso hacer, y reaccionará ante la amenaza proyectada poniéndose celoso/a.
“Sabido es que la fidelidad“, escribió Freud, “sobre todo la exigida en el matrimonio o convivencia, lucha siempre contra incesantes tentaciones.” Incluso una persona que niega estas tentaciones, de todos modos las experimenta. ¿Cómo puede esa persona aliviar la culpa que le provoca el impulso a la infidelidad o el hecho de haberla cometido? Una forma es “proyectar sus propios impulsos a la infidelidad sobre la persona a quien deben guardarla. Este poderoso motivo puede luego servirse de las percepciones que delatan los impulsos inconscientes análogos de la otra persona y justificarse entonces con la
reflexión de que aquélla no es probablemente mucho mejor.”

Los celos que nacen de esa proyección, dice Freud, tienen un carácter casi delirante. (El delirio es una creencia que persiste aun cuando no tenga fundamentos en la realidad) No obstante, los celos proyectados, a diferencia de los delirantes, casi siempre pueden ser tratados mediante una terapia psico-dinámica.

Cuando la persona celosa comprende que sus celos son producto de sus propios impulsos reprimidos hacia la infidelidad y que su compañero/a es una persona fiel, esa percepción suele ser suficiente para resolver el problema de celos. En el caso de los celos delirantes, la solución no es tan fácil. Los celos delirantes son una forma de paranoia. También tienen su origen en impulsos hacia la infidelidad que fueron reprimidos, pero según Freud, en estos casos el objeto es del mismo sexo que la persona celosa.

DSC07410A DSC08086A

Estas emociones, que sumerge a quienes lo padecen en un mar de sospechas y acusaciones infundadas, proviene principalmente de tres desencadenantes:

– Inmadurez afectiva. Reproduce en la edad adulta patrones infantiles. El comportamiento posesivo y exigente con la pareja es el mismo que muestra un niño hacia su madre cuando nace un hermano.

– Complejo de inferioridad. El individuo está convencido de que no merece cariño.

– Pensamiento obsesivo. Las personas celo típicas (trastorno de celos) se obsesionan con el detalle más insignificante y construyen con él todo un argumento de traición: una mirada de su pareja a un amigo/a es prueba suficiente de infidelidad, pero lo mismo les puede ocurrir en otros ambientes, como el trabajo. Serían pruebas de un complot en su contra.

¿Cómo desarraigarlos?

a) Analiza el asunto. Habla con tu pareja y convéncete de que el problema no es ella o él ni sus engaños sino tú misma/o con tus fantasías y esos celos agonizantes.
b) Pon freno a tu imaginación. No permitas que cualquier pensamiento infundado te lleve al delirio, córtalo antes y no saques conclusiones precipitadas.
c) Disfruta de cada momento. Busca actividades para compartir con tu pareja y pasarlo bien en lugar de estropearlos con las sombras que pasan por tu mente.
d) Coversa con tu pareja. Establece un momento concreto en el día o en la semana para hablar de los detalles que han despertado tus celos, así evitarás discusiones a todas horas y muchos reproches se te olvidarán al dejar que se enfríen.
e) Pide ayuda a un profesional. Los celos pueden arruinar una relación. Si no eres capaz de superarlos, acude a un especialista.


15 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Nelson Rivas dice:

    Muy interesante!
    La posesividad esta muy ligada a los celos y a la destrucción del amor.
    Gracias mi niña Adita!

    Le gusta a 1 persona

    1. adistorres dice:

      Gracias mi amor querido!! tienes toda la razón! hay mucha tela por donde cortar sobre lo que me sugieres y lo haré en otro artículo! Un beso y cariños!

      Me gusta

  2. Reniel Lugo dice:

    Gracias Adis por tan interesante artículo. Los celos a veces son parte de la inmadurez que experimentamos los seres humanos. Esto no es solo en la adolescencia o la juventud, también se manifiesta en la edad adulta. Cada cual como persona tiene que aprender a amarse a sí misma para poder amar completamente a la otra. En cuestiones de pareja la sinceridad y lealtad juegan un papel primordial. Sentir celos es humano pero saber como manejarlos en ciertas situaciones, eso es mas humano. Gracias de nuevo Adis por hacernos reflexionar. Que tengas un lindo día. Lugo

    Le gusta a 1 persona

    1. adistorres dice:

      Gracias a ti querido amigo por llegar hasta este artículo del blog, quise al menor iniciar la temática que es muy amplia y que de alguna manera nos ha tocado a todos! pues he abordado el problema de Autoestima muy ligado a éste, gracias por tus sugerencias y valoraciones que son muy apreciadas para mejorar la calidad de lso artículos! Un abrazo y un beso! Adis

      Me gusta

  3. Maria Elena Garcia Vega dice:

    En opinión de Ghedin, ya sea el hombre o la mujer quien sufra el trastorno, lo importante es buscar ayuda antes de que el síndrome arraigue y se deterioren las relaciones entre la pareja.

    Le gusta a 1 persona

    1. adistorres dice:

      Gracias Mari por pasar y dejar tu comentario!!! Un abrazo!!!

      Me gusta

  4. Wendy dice:

    Muy bueno el artículo, me recordó una experiencia que tuve, no muy buena, producto de los celos. Me respondiste algunas dudas que tenía respecto al tema, gracias.

    Le gusta a 1 persona

    1. adistorres dice:

      Muchas gracias mi querida hijita! es un honor que pudieras entrar al blog a pesar del problema que hay de conexión con Cuba!
      y estoy feliz de que pudieras esclarecer algunas dudas sobre el tema. Un beso y un abrazo inmenso!! te invito a seguir! Mamá.

      Me gusta

  5. Ivan dice:

    Gracias Adis desde Lovaina;como creo que no merezco nada,no siento celos del que tiene lo que a mi me falta;En todo caso lo que enviaste me ha hecho pensar si tengo razon

    Le gusta a 1 persona

    1. adistorres dice:

      Gracias a ti querido Ivan por llegar hasta nuestro blog! y por incitarte a la meditación! pero tienes cosas muy positivas que a muchos le faltan: tu riqueza interior de profundas vivencias, experiencias, sencibilidad interior, solidaridad para con los demás, valores muy humanos que te hacen una persona muy singular y especial; entonces no hay casi nada que te falte! Te invito a continuar descubriendo otras publicaciones de las que me encantaría tener tus criterios u observaciones, o sugerencias para lejorar la calidad del sitio. Un abrazo y cariños desde nuestro blog! Adis

      Me gusta

  6. Ivan dice:

    Gracias a ti Adis; creo que este detalle que has tenido al enviarme tu escrito sobre los celos,con el apoyo de Freud,cuando menos me ha sacado del letargo al que te envia la rutina y el pan nuestro de cada dia. Sigue en la misma linea y levàntanos el animo.Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. adistorres dice:

      Hola querido Ivan! Buenos días! te invito a leer los artículos sobre Autoestima, son tres, pero escoje el que más te anime o interese, quisiera tus criterios o sugerencias cuando tengas una oportunidad. La razón por la que he creado este blog es para ayudar a todo el que le interese o desee: Mejorar la calidad de vida; ello está muy asociado a diferentes factores: emocionales, conflictos internos o externos y otras causas que generan problemas de salud en el ser humano, porque en verdad la “vida es bella!” es un regalo que nos han dado y es además es “muy breve” como escribió Ernest Hemingway. Me alegra profundamente que tengas otras visiones que te hagan seguir adelante con otras perspectivas! Esa es precisamente la idea!!! Un abrazo!! Seguimos en contacto!

      Me gusta

  7. Reblogueó esto en ACME Psicología y Coachingy comentado:
    Una observación y análisis detallado sobre el origen y manifestación de los celos.

    Me gusta

  8. Muy bueno el artículo! Clarísimo. Bien detallado. ¡Y qué tema para abordar! Los celos pueden llegar a ser muy destructivos, pueden llegar a ocasionar serios daños, no solo a quien lo siente sino en quien los proyecta. A veces, en determinados tipos de vínculos, la pareja llega a amoldar varios aspectos de su personalidad y limitar su vida, decisiones y motivaciones para así evitar la reacción celotípica del otro. Ojalá pudieran llegar a consulta a tiempo. Saludos desde Uruguay y me encanta leer tus entradas 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. adistorres dice:

      Muchísimas gracias estimada colega! es un honor tener tu valoración, eso me compromete a ser más rigurosa sobre una base científica para que el mensaje y sus herramientas lleguen a todos los que de alguna manera desean mejorar su calidad de vida, pues los sentimientos, emociones, conflictos y todo lo que se relaciona con el pensamiento humano repercuten en nuestra salud! El tema de los celos es muy amplio y tiene muchas aristas, desde la familia, las relaciones de pareja, hasta en el aspecto laboral, entre profesionales, amigos; en fin sé que hay mucha tela por donde cortar! Seguimos en contacto, porque a mi también me gustan mucho tus temas!! Un abrazo desde París! Adis

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s